De cuando se auguró la Llegada del Reino

Sí, el título de la nota suena a la más pura propaganda religiosa que puedas hallar en la red. Y no, no somos página religiosa, pero cuando Kingdom Come llegó en la década de los noventa a México, la publicidad de la ya extinta Editorial VID puso esa frase a manera de marketing.

Portada de compilación. DC Comics.
Imagen: Amazon

Una de las épicas del cómic de aquellos años, la historia de Kingdom Come colocaba en un contexto futurista a héroes caídos y esperanza perdida. La narrativa, presentada por Mark Waid en la trama y Alex Ross en el dibujo, presentó una historia tan fascinante que se volvió un éxito en Estados Unidos, y más entre los seguidores de los Más Grandes Héroes del Mundo en nuestro país.

Kingdom Come tiene un contexto religioso y de ciencia ficción que uno no pensaría que se pudiese trabajar. Es consecuencia del abandono de Superman principalmente, quien vio a la nueva generación de héroes como un grupo irresponsable… quien vio a Kansas ser destruido en una batalla entre uno de sus villanos, el Parásito, y el héroe nuclear llamado Capitán Átomo… quien perdió la fe en la humanidad cuando El Planeta, incluyendo a Luisa Lane, Jimmy Olsen y el equipo asesinados por el gas de la risa del enemigo eterno de Batman: el Guasón, terminó acabando con su mundo.

Pero también, es el viaje del reverendo Norman McKay, amigo del Arenero (uno de los héroes de la Sociedad de la Justicia), quien guiado por el Espectro (al mero estilo de Dante Alighieri y Virgilio en la Divina Commedia), ve las palabras del Apocalipsis de San Juan llevadas a lo grande por el combate de generaciones de héroes a un mundo donde la humanidad, que se siente arrepentida y traicionada por la indiferencia de Superman después de las tragedias de su vida, ya no necesita a los héroes.

La verdadera belleza de esta, una de tres enormes obras maestras de Alex Ross, está no en el dibujo artístico de Ross, que es tan asombroso como la mayor pintura al óleo de los grandes artistas, sino en una historia final de la Era de los Héroes, y sobre todo, un final poético de la figura del superhéroe, en un ragnarok pacífico y diferente, donde a pesar de los tonos oscuros y desesperanzadores de la historia, hay un final feliz.

Norman McKay y el Espectro.
Imagen: Angelfire

Pero lo más destacado es el personaje de Norman McKay. Mientras que en las otras obras de Ross (de las cuales escribiremos más delante), los hombres comunes y corrientes se vuelven el centro de atracción de las mismas, la figura de Norman McKay es de conciliador. Norman es un hombre que no pierde la fe, a pesar de lo fascinante o monstruoso que se vuelve el escenario. A diferencia de Dante y Virgilio, la relación entre McKay y el ángel vengador de Dios es de fascinación, horror, desesperanza y el ojo crítico ante los sucesos del mundo para enseñar. McKay es un pastor, y la fe en Dios lo mueve. Kingdom Come no es un cómic religioso con un trasfondo moral como pudiese ser el que se da en un servicio dominical o una misa, sino una muestra de como lo que pasa en su contexto tiene enseñanza. Pero la sabiduría de Norman que se vierte en su amigo el Arenero, en Superman o hacia el Espectro, te dan el toque humano que necesitas para darle un contexto real a una historia fantástica: y es que mientras que en Marvel, los héroes son a veces víctimas de las circunstancias, en DC Comics, los héroes y villanos representan el ideal a alcanzar y son los dioses que jamás de alejaron, sino que se impusieron sobre la humanidad, y que han ayudado a ver lo mejor de ellos.

Kingdom Come fue publicado en 1996 y ha sido referenciado muchas veces en el Multiverso DC así como varios de sus personajes han aparecido en las revistas de la realidad principal donde ocurren las historias de la editorial. La obra de Waid y Ross ha sido editada en dos ocasiones en México, por lo que es sencillo hallar en las tiendas de revistas especializadas en la historieta alguna de ellas. Kingdom Come es una lectura obligada sin importar si le entras a las historias de cualquier editorial. Y si tienes la posibilidad de leerla, la experiencia, te lo prometo, va a ser hermosa.

Continúa con MARVELS, la próxima semana.

2 comentarios en “De cuando se auguró la Llegada del Reino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s