Una mirada a la era de las Maravillas

Alex Ross y Kurt Busiek se volvieron los arquitectos de una de las otras obras más fuertes de la década de los 90, con Marvels.

Portada del recopilatorio de Marvels. Imagen: IGN

Marvels es una visión que engloba los hasta entonces cerca de 40 años de publicaciones de Marvel Comics, con la esencia de las editoriales previas que, al desaparecer, crearon a la también llamada Casa de las Ideas. Un viaje que inicia en los 40, en los momentos en que el régimen nazi de Adolf Hitler llega a ser una amenaza al mundo libre, y que llega hasta el final de lo que los historiadores de cómic llaman la Edad de Plata, Marvels es un vistazo a los coloridos héroes superhumanos con defectos y virtudes en la perspectiva del fotógrafo de prensa Phil Sheldon, quien, a manera similar del reverendo Norman McKay, se vuelve el catalizador y narrador de lo que sucede en dicha historia.

La idea de Marvels es innovadora para la época desde el momento en que Ross y Busiek deciden mostrarnos como la aparición de los héroes del Universo Marvel, desde la Antorcha Humana original hasta Spíder-Man, es no solo una muestra de un panteón de héroes modernos, sino que enfatiza en varios temas que son muy comunes en las revistas de la editorial como la desconfianza, el temor, la xenofobia, las exageraciones, el racismo y el reconocimiento de unos pocos hacia la grandeza de hombres y mujeres con dones mayores a los normales y que de forma desinteresada o con motivaciones buscan ayudar al prójimo.

Phil Sheldon, protagonista de Marvels. Imagen: themiddlespaces

La historia del Universo Marvel vista por Phil Sheldon es muy diferente a la realidad que vive el reverendo McKay en Kingdom Come desde el hecho de que la esperanza en los cómics de Marvel es más una inspiración que un motor que mueve al mundo. Mientras que es fácil ver a Superman salvar gatitos, personas, enfrentar a Lex Luthor y ser la voz de la razón en momentos críticos, los héroes de Marvel son vistos mucho más como villanos o creadores de problemas que quienes los solucionan. Por ejemplo, el Hombre Araña es un personaje motivado por la responsabilidad de enfrentar sus propios problemas o lo que hacen sus villanos y es mayormente visto como una amenaza ya sea por la percepción pública o lo que dice un diario como El Clarín.

La belleza y poesía que se halla en Marvels es la epopeya de un hombre común que se maravilla ante las apariciones de los hombres y mujeres que pueden cambiar el mundo o ser líderes del mundo; de quienes se ganan la admiración y el respeto de los grandes y pequeños; de esos que lo inspiran a hacer su trabajo y tomar decisiones importantes. Es tal el impacto de los superhumanos, tanto benévolos como no, que Sheldon busca demostrarle al mundo lo que ve: personas nobles que a pesar de las apariencias y de lo que piensa el mundo, merecen ser tratados con respeto y ser modelos a seguir.

Lo que Sheldon ve desde su juventud es cambiante: personas que buscan la libertad (Capítán América y los Invasores); quienes protegen al mundo y al hombre común (los Vengadores, Spider-Man o Daredevil); quienes representan el cambio (los mutantes superpoderosos como los X-Men) o quienes defienden al mundo de amenazas interdimensionales o sobrenaturales como el Dr. Strange. Pero también es humano y experimenta la alegría y el miedo, lo cual es muy justificado ya que Sheldon es también es un hombre de familia.

Portada para SPIDER-MAN: LIFE STORY #1, por Skottie Young. Imagen: siguealconejoblanco

Con el tiempo, vemos como esa fascinación por los héroes que Phil Sheldon siente disminuye a medida que cambia el mundo. Y es una alegoría acerca del crecimiento de las personas, quienes buscan una identidad en otras personas para crear la suya o el cambio de como vemos a las personas con el pasar del tiempo. A medida que la historia avanza, Phil no solo hace la crónica de la aparición de los héroes y villanos, sino que ve como el mundo los alaba, rechaza y hasta les manda su indiferencia. Aquellos que un día fueron vitoreados como lo mejor que el mundo tiene para ofrecer son perseguidos, puestos bajo sospecha, engañados, humillados. Y aunque Phil nunca pierde la fe en ellos, sabe que demostrar lo contrario es un trabajo demasiado difícil y con el tiempo, decide dejar que el mundo corra al mismo tiempo que ellos.

Marvels es una obra que busca mostrar la realidad de los superhéroes como si ellos existieran. Si bien no es el único título del género que maneja el como la percepción de los héroes es vista a medida que pasa el tiempo (Spider-Man: Life Story de 2019 es una muestra de ello, por el hecho de ver como las historias del Hombre Araña siguen un paso real del tiempo y que suceden en un marco real del mismo), sí es una propuesta inteligente de como contar la historia de los héroes bajo la vista de una persona que cree en ellos y que, a final, termina perdiendo la fe de tajo cuando un héroe no puede salvar a la que Sheldon considera como la más pura de las almas.

El trabajo final de Alex Ross, aunque es más la planificación de la misma, sucede en Earth-X, del cual platicaremos en la siguiente entrega. ¡Hasta pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s